Córdoba: la acusaron de un robo, era inocente

Información General 29 de agosto de 2022 Por Redacción NC
La publicación se hizo en redes sociales y se volvió viral. Una periodista de El Doce, Luján Agüero, denunció que personal policial la retuvo y la requisaron de manera arbitraria y violenta por algo de lo que era inocente.El hecho denunciado ocurrió en el Patio Olmos, cuando atravesaba el centro comercial con su pequeña hija de seis años.
Policia de Cordoba
Policia de Cordoba

La comunicadora denunció que fue interceptada por un miembro de la Fuerza mientras caminaba con su hijita. “Me pidió que la acompañara sin darme ninguna razón. Le pregunté sus motivos y seguía sin responderme”, dijo a El Doce TV.

 
“Ni siquiera me dijeron por qué me estaban deteniendo. Le pregunté si me estaba acusando de robo e irónicamente me respondió que no me estaba acusando de nada y que lo acompañara. Llegamos a una habitación que no está a la vista después de atravesar un pasillo interno de uso del personal del Patio Olmos”, relató.

Según el relato de Agüero, cuando atinó a llamar a una amiga abogada para asesorarse, el policía le gritó que “guardara el celular porque estaba en una requisa”.

“Recién ahí me informó que estaba en una requisa pero nunca me reveló el motivo de la misma. Tiré al piso la cartera y las camperas. Le dije que las revisara, pero me dijo que una mujer policía iba a hacerlo”, manifestó en su posteo en redes sociales.

La periodista contó que pasaron 15 minutos hasta que llegó la agente y que, durante ese tiempo, su hijita entró en crisis y llorando decía que “su mamá no era ninguna ladrona”. Recién ahí le dijeron de qué se la acusaba: de robar algo y ponerlo en el bolsillo de la campera.

“Me invitó a pasar a una sala privada con el objetivo de separarme de mi hija. Y le dije que a mi hija no la dejaba con nadie. Pretendía que la dejara con una persona totalmente desconocida que ya había vulnerado mis derechos”, contó.

Según indicó la mujer, luego de revisar cada uno de los bolsillos de los abrigos y la mochila de su hija, comenzó a palparla en su cuerpo, incluyendo sus piernas y partes íntimas. “En ese momento rompí en llanto y entré en crisis. Mi hija seguía llorando y me decía que me calmara”, manifestó. Y relató que finalmente, cuando terminó el procedimiento y no tenía nada, la dejaron ir sin ofrecerle disculpas.

 
“Fue una acusación de no sé quién, sin cámaras de seguridad, sin una imagen, sin nada. Me sentí abusada, vulnerada, atropellada en mis derechos fundamentales, los míos y los de mi hija, porque en todo esto no estaba sola. Una acusación me dejó sin la posibilidad de saber de qué se me acusaba y de hacer una llamada”, expresó Agüero.

Además, manifestó que por su altura y su peso, la acusaron de ladrona: “Y sigo pensando por qué ese atropello. ¿Tal vez fue portación de cara, me pareceré a una mechera? ¿Tal vez porque soy baja, morocha, con sobrepeso le da el derecho a tratarme así porque creen que soy una ladrona?”.

fuente:laVoz

Te puede interesar