La historia de los refranes: "Zapatero a tus zapatos"

Charlas de Cafe 19 de julio de 2021 Por Noticias Calamuchita
Atenti a esta recomendación: significa que cada cual se ocupe en las cosas que sabe y le interesan, y nadie se meta en asuntos que desconoce o de los cuales es ajeno... ¡Hmm, difícil de obedecer para nosotros los argentinos! Cuenta la leyenda que este refrán viene del siglo IV AC, y se lo debemos al pintor griego Apeles, uno de los más afamados de la Edad Antigua. ¡Él fue el elegido por Alejandro Magno para perpetuar su imagen, pavada de curriculum!
Zapateros a sus Zapatos
Zapateros a sus Zapatos

Un día, Apeles pintó un retrato y lo expuso en la plaza pública. Un zapatero pasó por allí, lo miró, y criticó duramente la forma de las sandalias en la pintura. “¡En tu cara te lo digo, Apeles!”. Y se lo dijo. Al reconocer su error, el pintor, genio humilde, volvió a su estudio con el retrato, y corrigió el detalle de las sandalias... Luego, Apeles lo instaló de nuevo en la plaza.

El zapatero volvió a pasar, vio que se le había hecho caso, y eso lo envalentonó, al punto de creerse con autoridad para criticar otros aspectos de la obra. ¡Y entró a hacerlo!... Como ignoraba por completo el arte de la pintura, el tipo sólo decía burradas al artista, pero, no se iba a quedar callado... Hasta que Apeles, ya harto, lo frenó, aconsejándole:

-"Zapatero, no juzgues más allá de tus zapatos..."

“¿Zapatos? ¡Se llaman sandalias, ignorante!” –seguramente le gritó el zapatero sabihondo al pintor genial. Y debe haber seguido criticándolo en voz alta, para que lo escucharan los demás.

¿Y Apeles? A uno se le hace que volvió a su estudio y siguió pintando, tranquilo. Ignorante de que acababa de dar a luz... un refrán.

Te puede interesar